¿Cómo afectará la privatización de Aena a los usuarios de las líneas aéreas?


No hay color, si se trata de elegir entre el avión y el tren de alta velocidad. Los hechos hablan por sí mismos. Si entre Barcelona y Madrid, al parecer, la clientela se reparte la elección al 50%, en el resto de los trayectos el tren gana al avión por mayoría. Es más, los primeros estudios sobre el impacto que tendrá la alta velocidad en los aeropuertos y compañías aéreas que vuelan  a Galicia plantean el mismo panorama. ¿Por qué? ¿Precio, seguridad, comodidad…? Un poco de todo.

Las compañías aéreas han demostrado ser muy seguras. Es anecdótico, pero hay 7 grandes compañías que llevan 30 años volando sin sufrir un accidente. Aunque, citémoslas, conviene conocerlas: Son Air Berlin, TAP, Finnair, Qantas, Air New Zeland, Cathay Pacific y Air Nippon. Calro que hay otras que tampoco han sufrido accidentes, pero que han volado mucho menos, como Emirates. A la cola de las 60 grandes compañías del mundo en materia de accidentes está la brasileña TAM, la China Airlines, Gol Transporte Aéreos, y Saudí Arabian.

Para competir, las áreas han flexibilizado sus tarifas hasta popularizar los viajes… Con sus llamativos precios vuela más gente, han democratizado las autopistas aéreas, pero… su comodidad sigue dejando mucho que desear: en el avión, sobre todo en el low cost, apenas se cabe en el asiento, no te puedes mover, leer el periódico es complicado, ir al aseo supone no pocas molestias, los aseos son de juguete, pagas hasta por mirar a las azafatas, los vuelos son mercados de venta constante, y si no llevas el billete impreso de tu casa pierdes el vuelo, como es el caso de Ryanair,…este último detalle lo han considera ilegal los juzgados, pero la aerolínea irlandesa ha anunciado que dejará en tierra a quien no muestre el billete. ¿Es la de Ryaniar una batalla para evitar el talado de más árboles o simplemente es que hay que ahorrar costes como sea? Desde luego, no creemos que sea por atención al cliente, al que se lo ponen más difícil.

La verdad es que se acumulan los casos de maltrato de la clientela en los viajes aéreos, situaciones que comienzan en tierra: desde la huelga de controladores de 2010 hasta la de El Prat de 2006, donde aún la mayoría de los perjudiados están pendientes, por cierto, de las indemnizaciones. Eso tampoco ocurre con el tren. Los retrasos se abonan puntualmente, y se paga si se retrasan minutos, no días, como suele ocurrir en los aeropuertos.

Y ahora viene la privatización de Aena – parece que sindicatos y gobierno se ponen de acuerdo -, donde se vislumbran nuevos problemas para los usuarios. Es más que probable que más barato no nos salga y mejor no nos van a tratar. Al Gobierno, la privatización le reportará 8000 millones pero seremos los usuarios de las aerolíneas quienes paguemos con creces esa cantidad. Esperemos que el servicio que nos den sea el adecuado.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: