La grandeza del tren pasa despercibida para los pasajeros


Todas las magnitudes y cifras son enormes en una operadora: sus trenes pesan toneladas, sus talleres son de 450 metros de largo, casi medio kilómetro, hay que pasearse por ellos en motos y bicis, a ser posible elétricas; todos los días hay 5000 servicios por las líneas férreas – sólo Renfe, por hablar de una de ellas, tiene una flota de 1700 trenes-, necesitan varios miles de trabajadores para que funcionen con normalidad, cualquier cambio o modificación necesita pruebas, inversiones muy grandes, meses de experimentación antes de ponerlos en marcha,… Y sin embargo, casi nunca sucede nada anómalo. Las operadoras tienen toda su maquinaria, la tecnológica y la humana, bien engrasada. Lo mejor para el usuario es eso, que no tiene nunca la sensación de que tras su cómodo y seguro viaje a cualquier parte, no importa en qué servicio ni con qué modelo de tren, no tiene la sensación, repetimos, de que haya detrás tal red de acotecimientos y personas trabajando para que las cosas sean normales. Esa es la grandeza del tren y de quienes hacen posible que cada día se mueva y nos lleve, transporte personas y colabore en negocios, sueños, emociones,…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: